(AP)
(AP)

La joven de 19 años del edificio de fábricas textiles que se derrumbó hace más de dos semanas se recupera en un hospital, pero tiene problemas para dormir y sufre de ataques de pánico, dijeron hoy los doctores a su cargo.

Luego de la costurera identificada como Reshma Begum, equipos regresaron hoy a la sombría tarea de revisar escombros y retirar cadáveres en descomposición, a sabiendas de que hay mínimas posibilidades de encontrar más sobrevivientes.

El saldo de muertes por el peor desastre industrial en la historia de Bangladesh superó las 1,100 víctimas. Más de 2.500 personas fueron rescatadas en las horas inmediatas al derrumbe del 24 de abril, pero hasta el viernes, los equipos se habían pasado dos semanas sin rescatar a nadie.

Entonces, en medio de lo que se ha convertido en una lóbrega búsqueda de cadáveres, los socorristas encontraron con vida a la costurera, Reshma Begum, un aliento muy necesitado para los agotados trabajadores.

El coronel Azizur Rahman, un médico del hospital, dijo que a veces la joven sufre de pánico y le agarra la mano a una enfermera. "No queremos que esos recuerdos la acosen, así que no estamos permitiendo que le hagan preguntas", dijo Rahman en declaraciones a la prensa.

"No está durmiendo bien. Le estamos dando alimentos semilíquidos", dijo.

Durante 17 días, Begum yació atrapada bajo toneladas de escombros mientras las temperaturas superaban los 30 grados Celsius. La joven racionó el agua y la comida. Golpeó una tubería en un intento por atraer la atención y estaba perdiendo esperanzas de que le .

El general brigadier Azmal Kabir, oficial de alto rango de la sección de ingeniería de las fuerzas armadas, dijo que se han retirado más de la mitad de las aproximadas 7,000 toneladas de escombros del sitio de la tragedia, pero señaló que no sabe cuándo se terminaría el trabajo.