Incendios forestales en la región de Victoria, a 250 kilómetros de Melbourne. Australia. (EFE)
Incendios forestales en la región de Victoria, a 250 kilómetros de Melbourne. Australia. (EFE)

Más de 550 voluntarios, con el apoyo de 10 aviones hidrantes, consiguieron hoy salvar de las llamas la localidad turística australiana de Halls Gap, aunque el fuego ya causó la muerte de una mujer, destruyó casas y devastó 100,000 hectáreas de bosques, informaron autoridades de .

Debido a los incendios que comenzaron el miércoles en la región de Grampians, en el estado de Victoria, a 250 kilómetros al oeste de la capital estatal , unas 500 personas dejaron sus hogares y buscaron refugio en centros de evacuación.

A mediodía de hoy algunos comenzaron ya a regresar a sus casas. Unos 50 de los 600 residentes permanentes de Halls Gap desoyeron una orden de evacuación. La fallecida el viernes fue una de estas personas.

Los incendios de Grampians son tan intensos que causaron una columna de humo hasta 12 kilómetros de altura que está generando su propio sistema meteorológico.

La oleada de incendios que vive Australia afecta a los estados sureños de Australia Meridional y Victoria, donde todavía hay 34 focos activos. Algunos de ellos comenzaron el miércoles y se cree que en parte fueron provocados por pirómanos.

Otros fueron desatados por rayos a 40 grados, según las autoridades, que informaron además que las llamas calcinaron en esta región más de 100,000 hectáreas. Además miles de ovejas murieron o sufrieron quemaduras.

La emisora ABC informaba hoy en Internet que las llamas de fuego amenazan la pequeña localidad de Turro, en Australia Meridional.