Según las autoridades, hasta la fecha solo se contabilizan daños materiales y ninguna persona ha perdido la vida. (AFP)
Según las autoridades, hasta la fecha solo se contabilizan daños materiales y ninguna persona ha perdido la vida. (AFP)

La policía de imputó a dos adolescentes por presuntamente provocar de forma deliberada un incendio forestal en el noreste del país, que motivó la evacuación de centenares de personas y calcinó una vivienda.

Los dos menores, de 14 y 15 años, forman parte de un grupo de adolescentes que prendió fuego el lunes por la tarde en un área boscosa, informó anoche la policía en un comunicado.

El fuego avanzó con rapidez hacia la playa de Peregian, situado en el turístico Sunshine Coast, en el estado de Queensland, donde unas 400 personas tuvieron que dejar sus hogares, aunque la gran mayoría ya ha podido regresar.

Las provincias orientales de Queensland y Nueva Gales del Sur son castigadas por un centenar de incendios forestales, inusuales en estos meses del año, ante unas condiciones meteorológicas extremas y la larga sequía que aqueja al país.

Hasta la fecha solo se contabilizan daños materiales y ninguna persona ha perdido la vida, aunque al menos dos bomberos han resultado heridos mientras combatían las llamas.

Esta semana las autoridades detuvieron o interrogaron a varios niños, entre ellos menores de 12 años, por su implicación en al menos ocho incendios.

Una vista de los matorrales quemados en Peregian Beach, en Queensland, una de las zonas afectadas por los incendios forestales. (EFE)
Una vista de los matorrales quemados en Peregian Beach, en Queensland, una de las zonas afectadas por los incendios forestales. (EFE)

Los equipos de bomberos trabajan en las líneas de contención de los incendios, en una jornada favorecida por el clima y antes de que el fin de semana aumente la temperatura varios grados por encima de la media, apuntan los responsables de la Oficina de Meteorología.

La temporada de incendios forestales en Australia varía según la zona y las condiciones meteorológicas aunque generalmente se registran en el verano austral (entre los meses de diciembre a marzo).

Los peores incendios forestales vividos en el país en las últimas décadas ocurrieron a principios de febrero de 2009 en el estado de Victoria (sureste) y causaron 173 muertos y 414 heridos, y quemaron una superficie de 4.500 kilómetros cuadrados.

Fuente: EFE