El estudio recomienda explotar otras especies con menor valor económico para evitar la extinción. (Reuters)
El estudio recomienda explotar otras especies con menor valor económico para evitar la extinción. (Reuters)

Las poblaciones de atunes y sus variedades afines disminuyeron un 60% en promedio en todo el mundo en el último medio siglo, según un estudio publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (). La mayoría de estas poblaciones han sido explotadas hasta llevarlas al borde de la sostenibilidad.

Las especies más afectadas son las de atunes de aguas frías, como el atún rojo del Atlántico y el atún rojo del sur, que perdieron hasta un 80% de su población. Se trata de variedades de gran tamaño, longevas y con mucho valor económico.

Asimismo, la caballa, más pequeña y con ciclos de vida más cortos, también sufrió una disminución considerable.

"Los resultados se basan en una recopilación de las estimaciones de abundancia más precisas, muestran una situación global de las poblaciones de atunes que difiere de las interpretaciones más pesimistas descritas en el pasado", dijo al respecto María José Juan-Jordá, investigadora y autora principal del estudio.

Ello en referencia a un estudio anterior que data de 2003, que concluía que la abundancia de estas especies, sobre todo el atún, se había reducido en un 90% en el mismo lapso de tiempo.

"Los organismos regionales de gestión pesquera no deben dirigir sus recursos solo a las especies de alto valor económico, como los grandes atunes, sino usarlos para las especies con menor valor en los mercados, que son muy importantes por ser una gran fuente de proteínas para muchos países en desarrollo", aconsejó.