(AP)
(AP)

Al menos 45 personas murieron el pasado miércoles luego de que tropas del Gobierno sirio arrasaran el pueblo rebelde de Sanamein, al sur de la provincia de Deraa, denunciaron hoy organismos activistas.

El , grupo de oposición con sede en Gran Bretaña, señaló que decenas de civiles, incluidos niños, murieron en un bombardeo y ejecuciones perpetradas por las fuerzas armadas del presidente .

Rami Abdelrahman, jefe del observatorio, dijo que la situación aún era muy confusa para determinar cuántas personas habían muerto en combate y cuántas asesinadas a sangre fría. Sin embargo, el activista aseguró que las 45 víctimas ya habían sido identificadas.

Mientras que otros grupos activistas en Deraa señalaron que más de 60 personas habían muerto, los funcionarios estatales de no se han pronunciado.

DENUNCIA DE HUMAN RIGHTS WATCHLa organización internacional Human Rights Watch () denunció que el régimen sirio ordena ataques aéreos que "matan deliberadamente, de manera indiscriminada y en algunos casos selectiva" a civiles.

En un elaborado sobre las Fuerza Aérea de Siria, señala que sus bombardeos asesinaron a más de 4,300 civiles desde julio de 2012.

"Aquellas personas que cometen tales violaciones con fines criminales son culpables de crímenes de guerra", subraya la investigación de 80 folios titulada 'Muerte desde el cielo'.