El fundador de WikiLeaks, , apeló hoy a la , el último recurso en esa nación de un combate judicial de 14 meses, para que no lo por acusaciones de crímenes sexuales.

"Esta apelación gira en torno a una única cuestión de derecho que puede plantearse muy fácilmente. Se trata de saber si un fiscal tiene autoridad judicial a efectos de extradición", declaró la abogada del australiano, Dinah Rose.

La defensora dijo que la orden de detención europea, en virtud de la cual su cliente fue detenido a finales de 2010, no ofreció ninguna garantía de "independencia e imparcialidad", ya que fue expedida por un fiscal sueco y no por juez.

Las audiencias en la Corte Suprema durarán dos días y se espera que el tribunal anuncie su decisión algunas semanas más tarde. Si rechaza el argumento, el periodista podría llevar el caso a la , en Francia.

Un pequeño grupo de manifestantes desafió el frío matinal y se reunió fuera del tribunal para brindar su apoyo a Assange, quien lucía relajado en un traje gris oscuro y corbata púrpura al momento de entrar a la corte.