La Asociación Nalcional del Rifle () de quiere que los colegios del país se protejan con armas, manifestó hoy su vicepresidente, Wayne Lapierre, justo una semana después de que en el colegio Sandy Hook de la ciudad de Newtown ().

La rueda de prensa de la NRA se vio interrumpida en varias ocasiones. En una de ellas, un hombre mostró una pancarta en la que podía leerse: "La NRA mata a nuestros hijos".

"Cuando se trata de los seres más queridos, inocentes y vulnerables de la familia estadounidense, nuestros niños, como sociedad les dejamos cada día totalmente indefensos", expresó Lapierre. "Y los monstruos y depredadores del mundo lo saben y lo explotan. Eso debe cambiar ahora", reclamó.

La NRA está dispuesta a colaborar en la protección de los escolares a través de programas de entrenamiento para ayudar a los colegios.

LaPierre se mostró en contra de un endurecimiento de la legislación para la compra de armas en Estados Unidos. Ese tipo de leyes no aportarán nada, apuntó LaPierre, para quien los "verdaderos monstruos" se empeñarán en cometer crímenes a cualquier precio.

"La única forma de parar a un mal tipo con una pistola es un buen tipo con una pistola", dijo LaPierre durante una rueda de prensa en la que no se permitió hacer preguntas a los periodistas.

El lobby armamentístico apuntó además que la violencia de los videojuegos y películas contribuye a las matanzas como la perpetrada el viernes pasado por , de 20 años.

"¿Acaso fantasear sobre matar a gente (…) no es la forma más obscena de pornografía?", preguntó LaPierre, quien citó varios nombres de videojuegos violentos, incluido uno llamado Kindergarten Killer (El asesino de la guardería).