Imagen tomada de la propia filmación que realizó Merah durante el ataque. (France 2)
Imagen tomada de la propia filmación que realizó Merah durante el ataque. (France 2)

El hombre sospechoso de , asediado en medio de un operativo policial, se jactó de haber puesto a Francia de rodillas y dijo que lo único que lamentaba era no haber podido perpetrar más asesinatos.

Además, Mohamed Merah, quien (sur de Francia), afirma haber aceptado una "misión" del grupo terrorista Al Qaeda para cometer un atentado en Francia, reveló el ministro francés del Interior, Claude Guéant.

"Explicó la forma en la que recibió instrucciones de Al Qaeda durante su estancia en Pakistán. Incluso le habrían propuesto provocar un atentado suicida, que rechazó, pero aceptó una misión general para cometer un atentado en Francia", dijo el ministro al canal de televisión TF1.

Las autoridades indicaron que el sospechoso era un ciudadano francés de origen argelino que había visitado en varias ocasiones Pakistán y Afganistán, donde recibió entrenamiento de Al Qaeda.

Merah dijo a los negociadores policiales que había matado a tres soldados la semana pasada y a cuatro personas en un colegio judío en Toulouse el lunes en venganza por la muerte de niños palestinos y la participación militar francesa en el extranjero.

El sospechoso, que (de donde se obtuvieron algunas imágenes publicadas por la cadena France 2), ya había identificado a otro soldado y a dos policías que quería matar, agregó Francois Molins, fiscal de París.

"Explicó que no es un suicida, que no tiene el alma de un mártir, por lo que prefiere matar pero seguir vivo", dijo el fiscal.