Una pareja, propietaria de una compañía que se encargaba de inmovilizar  mal estacionados a las afueras de los principales centros comerciales de , estafó a la ciudad por más de US$700 mil, informó el diario 'El Nuevo Herald'.

La estafa consistía en reportar a la ciudad menos vehículos de los que habían inmovilizado. ¿Por qué? Andrew Wesley Bleacher, propietario de la compañía Premiere Booting Services, y su esposa, Gabriela Caltagirone hicieron esto porque por cada auto reportado se debe dar a la ciudad una comisión de US$25. 

La pareja dejó de informar miles de estos incidentes entre mayo de 2013 y julio de 2017.

Ante esto, Katherine Fernández Rundle, jueza de Miami, dictó una orden de arresto inmediato y el embargo de todos los bienes de la pareja.

A la hora de la intervención, los agentes del orden se dieron con la sorpresa que la casa y vehículos donde vivía la pareja eran de lujo y los autos que poseían eran de marcas como Ferrari, Rolls Royce, entre otros.

Según los primeros reportes de la Policía de Miami, la pareja no aceptó los cargos y la justicia tendría algunos problemas para probar que la empresa estafó a la ciudad Miami. Se prevé que puedan quedar en libertad tras pagar una fianza de 50 mil dólares.