Un joven de 16 años sobrevivió de milagro tras clavarse un arpón de pesca en el cráneo de forma accidental, cuando pescaba con unos amigos en el lago del condado de (Estados Unidos).

El hecho ocurrió el pasado jueves 7. El herido, identificado como Yasser López, fue trasladado consciente y aparentemente tranquilo al de Miami.

Los médicos debieron serrar una parte de la lanza para hacerle las radiografías que muestran imágenes espectaculares del cerebro del joven.

Lo operaron durante tres horas para salvarle la vida y retirarle la punta del arpón, que le entró a la altura del ojo derecho y atravesó su cerebro sin tocar vasos sanguíneos importantes.

El muchacho se recupera satisfactoriamente y ya habla, aunque deberá pasar por rehabilitación en los próximos meses.