(Internet)
(Internet)

El número de operaciones de compraventa de inmuebles registrado en 2012 en () bajó un 27.2% respecto al año anterior, el nivel más bajo de los últimos 15 años, a causa de la restricciones oficiales a la compra de dólares que obligaron a 'pesificar' el mercado inmobiliario.

En 2012 se realizaron 46,627 escrituras, según cifras del Colegio de Escribanos de la capital argentina difundidas hoy por la prensa local. Esta cifra es menor a la contabilizada en 2001, cuando Argentina vivió una de las más profundas crisis económicas de las últimas décadas.

Las operaciones de bienes raíces se realizaban tradicionalmente en dólares en Argentina, una costumbre adoptada por la cíclica depreciación de la moneda nacional.

Pero las restricciones a la compra de dólares impuestas por el régimen de desde noviembre de 2011, para frenar la salida de divisas, dificultaron el acceso a la moneda extranjera, política que impactó con fuerza en el mercado inmobiliario.

"La causa principal para los resultados de 2012 fue el cepo cambiario, especialmente después de que se prohibió convertir los créditos hipotecarios a dólares", declaró el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Roberto Arévalo, al diario .

El director de la consultora Reporte Inmobiliario, José Rozados, coincidió en que "la caída en las operaciones se debe básicamente a la instrumentación de las restricciones cambiarias".

"El mercado funcionaba en dólares desde hacía más de 40 años. Apenas se supo que se restringía el acceso al mercado libre de cambios, era previsible una caída", sostuvo.

El mercado inmobiliario espera también un horizonte complejo para este año por la subida de la cotización del dólar paralelo, el precio que es tomado como referencia para las operaciones de compra y venta de casas, departamentos, terrenos y oficinas en la Argentina en el marco de un escenario con* una inflación que podría superar este año el 25%*.

La brecha de cerca del 50% entre las cotizaciones del dólar oficial y del paralelo lleva incertidumbre al mercado a la hora de definir precios en moneda local.

En tanto, en 2012 bajó un 24.5% el número de permisos solicitados para construir obras nuevas. Los proyectos presentados para construir sumaron poco más de 1.7 millones de metros cuadrados, un área un 24.5% que la inscripta en 2011.