(Reuters/AP)
(Reuters/AP)

El líder del sindicato de camioneros de Argentina, , instó a hoy a votar en contra de la presidenta en las próximas elecciones legislativas de octubre* "para que desaparezcan todas las injusticias que se están dando".*

"Sepamos bien a quién vamos a votar en octubre, no nos volvamos a equivocar", convocó Moyano durante un acto en la histórica Plaza de Mayo de Buenos Aires, en el marco de la huelga nacional de choferes de camiones que paralizó hoy varias actividades en el país en protesta contra el impuesto a las ganancias que grava los salarios de trabajadores.

El poderoso líder sindical, jefe de la facción disidente de la central obrera Confederación General del Trabajo (CGT), justificó su antiguo respaldo al y su posterior paso a la oposición.

Fue durante varios años el principal aliado de (2003-2007) y luego de su esposa y sucesora. "No creía que el gobierno iba a implementar políticas contra los trabajadores", fundamentó.

"Por más relato que tenga, por más que tenga la mayoría de los medios a favor por la pauta oficial, no le va a alcanzar porque los trabajadores sabemos utilizar herramientas que nos da la democracia y en octubre más que nunca vamos a saber utilizar esa herramienta que es nuestro voto", advirtió Moyano.

El jefe de la CGT opositora consideró en tanto que con el impuesto a las ganancias "se les está faltando el respeto a muchos millones de trabajadores".

"Estamos indignados por ese impuesto perverso que tienen los hombres que trabajan. Señora presidenta, a los trabajadores no hay que tenerles miedo, hay que tenerles respeto. No queremos de ninguna manera que se le tenga miedo a un trabajador, pero queremos que se le tenga respeto. Y hoy se le está faltando el respeto a muchos millones de trabajadores", aseguró.

La medida de fuerza, que en algunos casos comenzó anoche, afecta a la recolección de residuos, el transporte de cargas, de pasajeros de larga distancia y a las ramas de distribución de combustible y de caudales.

El senador y ex jefe de gabinete kirchnerista Aníbal Fernández consideró que la huelga tiene fines "políticos", en el marco del acuerdo electoral de Moyano, que armó su propio partido político y para las próximas elecciones legislativas llegó a un acuerdo con el peronista disidente Francisco de Narváez.