30,000 personas desaparecieron durante el régimen militar argentino. (Internet)
30,000 personas desaparecieron durante el régimen militar argentino. (Internet)

El próximo 25 de octubre iniciará en un juicio que incluye los "vuelos de la muerte", práctica por los que cientos de opositores fueron arrojados vivos al mar en la dictadura militar que gobernó este país durante los años 1976 a 1983, informó a la AFP el abogado de la querella Rodolfo Yanzón.

El proceso contempla la acusación contra 67 trabajadores del campo de concentración (ESMA), el mayor centro de detención clandestino en Argentina, donde se practicó la desaparición sistemática de las personas críticas al régimen.

En este juicio se ventilará el caso de la monja francesa Léonie Duquet y de las fundadoras de la asociación Azucena Villaflor, Esther Ballestrino y Eugenia Ponce, quienes fueron arrojadas vivas al mar desde aviones militares y cuyos cuerpos aparecieron en una playa al sur de y fueron enterrados sin nombre.

Entre los siete acusados por 'los vuelos de la muerte' figura Julio Poch, de nacionalidad holandesa, un exaviador militar que fue extraditado a Argentina desde España en mayo de 2010, ocho meses después de haber sido detenido en un aeropuerto de Valencia cuando se disponía a viajar a Holanda.

Los 60 imputados restantes están acusados por otros delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA, entre ellos el excapitán de la marina Alfredo Astiz, 'el ángel rubio de la muerte', quien participó en el operativo de secuestro de las cuatro mujeres, así como el de otra monja francesa, Alice Domon, aún desaparecida.

Astiz y su jefe, Jorge 'El Tigre' Acosta, y otros nueve militares, habían sido condenados a cadena perpetua en octubre pasado en un primer juicio por los crímenes en la ESMA, el más emblemático centro de exterminio de la dictadura, por donde pasaron unos 5,000 opositores, de los cuales sobrevivió sólo un centenar.

Unas 30,000 personas fueron desaparecidas durante el último régimen militar en Argentina, según entidades humanitarias.