Joaquín Nahuel logró recaudar el dinero para adquirir cuatro expansores que se insertan debajo de la piel. (Foto: @JoaqunNahuel)
Joaquín Nahuel logró recaudar el dinero para adquirir cuatro expansores que se insertan debajo de la piel. (Foto: @JoaqunNahuel)

Joaquín Nahuel es un pequeño que despertó la sensibilidad del pueblo argentino después de contar -en redes sociales- que emprendería un negocio de pasteles para solventar su tratamiento para quemaduras tras padecer un accidente doméstico. El rostro y varias partes de su cuerpo terminaron con lesiones.

MIRA: Hablaron por redes durante 10 años, se conocieron en pandemia y se casaron hace tres meses

El niño de 10 años, que proviene de una familia humilde, tuvo la idea de recurrir a Twitter e Instagram para mostrar sus habilidades y relatar su caso con el objetivo de conseguir el dinero suficiente para la operación.

La campaña logró tener mucho éxito gracias al apoyo de los medios locales que rebotaron las imágenes y consiguieron que más personas se sumen a la cruzada.

El último lunes, el infante pudo confirmar en Twitter () que llegó a una de las metas que se planteó cuando empezó a vender tortas: “Hola gente, les quería aclarar que la plata de la operación, ya la junté, gracias a la gente y a las tortas que vendí. Les agradezco mucho a todos”.

Además de recaudar el dinero, Joaquín Nahuel estuvo de fiesta porque su abuela cumplió años el mismo día que celebraba un nuevo aniversario de matrimonio.

‘Joaco’ necesitaba recolectar 2.000 dólares para conseguir cuatro expansores que se insertan debajo de la piel, pero recién lograron juntar el monto a pesar de que organizaron una rifa, hace cuatro meses, donde uno de los premios era una torta hecha por el niño.

“A medida que crece el cuerpo, la piel crece con él. Va a llegar un momento en el que no pueda mover su cabeza: ahí va a estar listo para operarse. La operación es segura, no se sabe cuándo”, detalló su mamá, Raquel Escobar, en dialogo con .

Según relataron, en abril del 2019, Joaquín y su hermano Fabricio estuvieron jugando al lado de las brasas tras un asado familiar, pero el infante tuvo la mala idea de utilizar una botella de alcohol para rosearse, ya que minutos más tarde fue encontrado ardiendo en llamas.

Un chico que piensa en grande

El próximo objetivo de Joaquín es abrir su propio local de pasteles gracias a su habilidad en la repostería: “Ahora voy por el local y conseguir para hacer mis repartos muchas gracias a todooos!”, apuntó en otra publicación de Twitter.

“La plata la junté gracias a mi esfuerzo y a la ayuda de ustedes. Muchas gracias y les mando un fuerte abrazo a todos”, agregó.

VIDEO RECOMENDADO

Las cinco llamadas más escalofriantes al 911
Aquí te presentamos una recopilación de las llamadas más perturbadoras al 911 registradas en audio.

TE PUEDE INTERESAR