Protesta de transportistas frente a sede de Prosegur. (Télam)
Protesta de transportistas frente a sede de Prosegur. (Télam)

La huelga de choferes de transporte de caudales que comenzó la tarde de ayer y el bloqueo a la principal empresa del rubro en la ciudad de Buenos Aires amenaza con afectar el abastecimiento de billetes en bancos y cajeros automáticos de Argentina todo este fin de semana.

Varios bancos anunciaron que no podrán pagar las jubilaciones completas a los pensionados que hoy debían cobrar, mientras otras entidades advirtieron que la medida de fuerza podría "resentir la recarga de cajeros automáticos durante el fin de semana".

El sindicato de camioneros lanzó la protesta en reclamo de un 30% de aumento salarial y de "una compensación económica de 3.000 pesos (US$660) por el robo que le hace el Estado a los trabajadores cobrándoles impuesto al trabajo", informó el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano.

Los gremios reclaman una actualización del mínimo salarial a partir del cual los trabajadores deben pagar el impuesto a las ganancias, ya que las mejoras de sueldos en la mayoría de los casos son absorbidas por el pago de este gravamen.

Según el diario Clarín, la protesta de 24 horas podría extenderse y afectar también el abastecimiento de combustibles.