Alrededor de 16 mil toneladas de basura se acumularon en las calles de Buenos Aires y otros 28 municipios durante el paro de recolectores que se realizó en la capital de .

Los trabajadores declararon el lunes dos días de huelga en reclamo de mejoras en las condiciones laborales. La situación se agravó el martes, cuando un grupo de 'cartoneros' (recolectores informales) bloqueó el acceso a la planta donde se depositan residuos.

Sin embargo, tuvieron que levantar la medida de fuerza —luego que el gobierno de Cristina Fernández los denunciara ante la Justicia— y desbloquear el ingreso a dicho establecimiento, aunque el servicio de recolección se normalizará recién el próximo sábado.

"Sin bloqueo sobre el , pedimos cooperación a los vecinos, tardará unas 72 horas la normalización del servicio de recolección. Gracias", escribió el ministro de Espacio Público, en su