(AP)
(AP)

Un total de 67 personas –37 extranjeros de ocho nacionalidades, un argelino y 29 integrantes del comando islamista– murieron en el ataque y la toma de rehenes a cargo de 32 "terroristas" en una planta de gas del sureste de , anunció hoy el primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal.

El comando, dirigido por un argelino, que tomó , llegó procedente del norte de Malí, señaló el primer ministro argelino. También afirmó que un canadiense se encontraba entre los captores.

La espectacular toma de rehenes, que duró cuatro días, culminó con la muerte de "37 extranjeros de ocho nacionalidades diferentes", mientras que 29 secuestradores murieron y tres fueron detenidos, precisó Sellal.

Se trata de un balance provisorio, ya que cinco extranjeros siguen desaparecidos después del ataque que duró del miércoles al sábado. Varios de los secuestrados fueron ejecutados "de un tiro en la cabeza", agregó Sellal.

El primer ministro no dio detalles sobre la nacionalidad de los extranjeros muertos, pero hasta el momento se confirmó el fallecimiento de un francés, un estadounidense, dos rumanos, tres británicos, seis filipinos y siete japoneses.