El lanzamiento del y su salida al mercado fue un hecho controversial para la historia de . Para empezar porque el precio resultó más elevado de lo que se esperaba y luego porque no fue lo que los millones de usuarios esperaban del teléfono por su décimo aniversario. 

Debido a esto, los usuarios más fieles a la marca no adquirieron el tan esperado teléfono, y al parecer, , uno de los cofundadores de la compañía de la manzana, admite que tampoco está interesado en comprar el iPhone X.

Según Wozniak, el uso del botón de encendido "es terrible" y muy confuso, ya que no es de su agrado presionarlo una cierta cantidad de veces para activar diferentes acciones en el celular, destacando que la simpleza es lo que le faltó al teléfono.

Un rumor, a finales del 2017, daba a conocer que , director ejecutivo de Apple, le envío un iPhone X de regalo a Wozniak, pero el cofundador decidió observarlo, guardarlo y conservar el iPhone que ya tenía.