Así lució la bahía de Hong Kong con espectáculo de luces. (AFP)
Así lució la bahía de Hong Kong con espectáculo de luces. (AFP)

Desde hasta , millones personas dieron la bienvenida al 2014 con exhibiciones de música, luces y fuegos artificiales.

Con la llegada de la medianoche a Sídney en Australia, encendió el cielo nocturno cerca del puente Harbor y el Opera House.

Dubái se preparó también para un 31 de diciembre desmesurado, con un espectáculo pirotécnico de *seis minutos de duración *sobre el cielo del emirato. Al menos unos 400,000 fuegos de artificio serán lanzados desde islas artificiales ubicadas frente a la ciudad.

La isla artificial de Palm Jumeirah y el archipiélago de The World están integrados por 300 islas que representan el mapa del mundo. Con este espectáculo, con 400 sitios de lanzamiento, y 200 técnicos encargados del mismo, Dubái aspira a entrar en el récord mundial Guinness.

En , los rascacielos de la ciudad fueron iluminados por fuegos artificiales lanzados desde barcas alineadas a lo largo de un kilómetro en el estrecho de Victoria Harbour, entre la isla de Hong Kong y Kowloon.

En la celebración fue calma y discreta, con algunos fuegos artificiales y visitas masivas a templos. La población también se regaló con gambas, "sashimi" de atún rojo y otras delicias como "noodles", que en el país se consideran un símbolo para desear una larga vida.

En Singapur, mucha gente se apiñó en el barrio financiero para disfrutar de los fuegos artificiales, al tiempo que miles de esferas blancas guardaban los deseos y aspiraciones de muchos de su habitantes fueron lanzadas en Marina Bay.

En Taipei, la capital de , se desplegó un cartel luminoso desde un rascacielos con la inscripción "Happy 2014".

En Yakarta () se instalaron 12 escenarios para actuaciones que mostraron el amplio caleidoscopio cultural del archipiélago. Aunque también se desplegaron 6,500 policías por la ciudad para garantizar la seguridad ante el riesgo de ataques por parte de extremistas en este país, de mayoría musulmana.