Andrés Roca Rey entregó su montera a Andrés Calamaro en España [FOTOS]

El intérprete de 'Flaca' narró cómo Roca Rey le entregó su montera (sombrero tradicional de los toreros) en clara señal de respeto a su persona y admiración de su música. 

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Andrés Calamaro , reconocido cantante argentino, dedicó un texto al torero peruano Andrés Roca Rey. A través del medio español ABC, el rockero da detalles sobre el gran gesto que el joven matador tuvo con él en la ciudad Jerez de la Frontera, Andalucía.

El intérprete de 'Flaca' narró cómo Roca Rey le entregó su montera (sombrero tradicional de los toreros) en clara señal de respeto a su persona y admiración a su música.

"Después del tercio de banderillas, Roca Rey vino caminando hacia donde estábamos sentados para brindarme el toro en gratitud por la música que escuchó y sigue escuchando... Le respondí ofreciendo mi gratitud, mi amistad y mi respeto. Y me quedé con la montera bajo la atenta mirada de toda la plaza pendiente de algo siempre trascendental como es un toro brindado a alguien entre el público", señala Calamaro en su escrito. 

El 'Salmón' confesó que era la primera vez que saludaba al peruano, a quien llenó de elogios y le mostró su eterna gratitud por el inmenso detalle de dedicarle su faena. 

"Cada persona en la plaza miraba cada gesto del diestro sudamericano... Y el gesto fue brindarme el toro, dejarme en custodia de la montera, marcarse una faena perfecta, sacándole cada embestida al cornúpeta, triunfar por todo lo alto, volver a recoger el tocado y cerrar el brindis... conmigo", escribió.

El rockero no podía creer que Roca Rey —según él— le ofreció su vida en aquella tarde de toreo. 

"Solo pude agradecerle buscando una mirada que estaba perdida en la distancia entre el tiempo presente y el destino... Hay algo muy poderoso en el aire cuando un torero llega caminando hasta donde estás para brindarte una faena de semejante categoría y gloria... Era la primera vez que saludaba a Andrés Roca Rey, a quien ya había visto toreando en Madrid... No se cómo supo que yo estaba, dónde estaba, ni cuándo decidió ofrecerme la vida del sexto de la tarde. Y la suya propia, porque todos somos mortales, pero los toreros son -acaso- más mortales que la mayoría", resalta.

El argentino finiquitó su texto asegurando que el gesto de Roca Rey fue el momento previo al final de una tarde perfecta de toreo, donde el peruano terminando cautivando a todos.

"El príncipe Roca Rey había cerrado la tarde de la mejor de las maneras posibles con ese sexto, que decidió brindarme a mí para mi sorpresa y la de las miles de personas, expectantes en el primer paso del brindis y extasiados cuando el torero volvió por su montera antes de recibir dos orejas y rabo, y salir a hombros de la plaza de Jerez de la Frontera, la cuna original del cante y del palo cortado", concluye Calamaro

Leer comentarios ( )

Ir a portada