Aunque inicialmente lo negó, la moldava confesó sus sentimientos hacia el 'capitán cobarde'. (Reuters)
Aunque inicialmente lo negó, la moldava confesó sus sentimientos hacia el 'capitán cobarde'. (Reuters)

"Me encontraba en el Costa Concordia porque estoy enamorada de su capitán Schettino", reveló la moldava , de 25 años, durante un interrogatorio de más de cinco horas en Grosseto. La rubia fue citada para dar sus descargos por el naufragio del crucero , el 13 de enero pasado frente a la isla del Giglio.

Cermotan fue contratada en , la naviera propietaria del Concordia, hace cinco años, primero como bailarina y después como azafata. Sin embargo, en esa ocasión no se encontraba trabajando, sino de vacaciones, invitada por el capitán de la nave, Francesco Schettino. "Estaba en el crucero invitada por él, como su huésped", confirmó.

Como en sus anteriores testimonios, la rubia defendió la actuación de Schettino al momento del naufragio y aseguró que el capitán es un héroe. "Amo al capitán Schettino. Hizo todo lo posible por defender a los pasajeros. No es justo destruir su imagen. Todos lo critican", señaló.

Estas declaraciones pueden complicar la situación de Schettino, casado y con una hija, en lugar de ayudarlo, pues previamente el capitán del navío había asegurado que no había ninguna persona ajena al manejo de la nave en el puente de mando. "No permito a ningún extraño subir a ese puente", había dicho ante los jueces del caso.

Como se recuerda, Schettino fue acusado de homicidio culposo y abandono de la nave, por lo que podría ser condenado a 15 años de cárcel. Varios testigos dijeron haberlo visto huir del crucero semihundido dejando atrás a cientos de pasajeros, por lo que se ganó el apelativo de 'capitán cobarde'.