Han pasado poco más de 20 años desde la captura del autor de una serie de en la localidad de Alto Hospicio, , que conmocionó al país sureño. Se trata de la violación y asesinato de 14 mujeres por parte de : el psicópata de Alto Hospicio.

Fue un 4 de octubre en el que los Carabineros detuvieron a este hombre, luego de que una joven, quien iba a ser la víctima número 15, pueda escapar de sus garras tras haber sido agredida sexualmente por Pérez Silva.

La menor, identificada como Bárbara, entregó su testimonio que llevó al arresto de Pérez Silva, quien era taxista clandestino en las calles de Alto Hospicio.

MIRA: Descuartizador de taxista: “Lo maté porque me usaba mucho, porque mareado me insultaba… Era él o yo”

Tras ser detenido, confesó el homicidio de 14 mujeres, dando la ubicación de los lugares en donde había enterrado sus cuerpos tras violarlas y asesinarlas.

Estos crímenes se dieron entre 1999 y 2001, utilizando la misma modalidad en cada uno de los asesinatos: ofrecía llevarlas gratis a su destino. Sin embargo, tras aceptar el trato, las llevaba a lugares desiertos donde las violaba, asesinaba y enterraba para ocultar sus cuerpos.

La prensa de la época estuvo atenta a la serie de desapariciones de Alto Hospicio, hasta que se descubrió al asesino.
La prensa de la época estuvo atenta a la serie de desapariciones de Alto Hospicio, hasta que se descubrió al asesino.

Prejuicios en las investigaciones

Durante el tiempo que duraron las investigaciones y mientras adolescentes seguían desapareciendo en las calles de Alto Hospicio, las familias de las víctimas recibían duras respuestas de las autoridades, cargadas de prejuicios.

“Todas ellas han tenido serios problemas familiares, no quieren volver a sus hogares. Es el momento de decirle que deben volver y que nosotros vamos a darle todo el apoyo de distintos niveles de instituciones que pueden ayudarle a salir de distintos problemas que pueden tener”, señalaba el intendente de Tarapacá de ese entonces, Jorge Tapia.

Las autoridades se referían de esta manera a los rumores que empezaron a circular en la zona debido a las desapariciones: se decía que habían huido de sus hogares por problemas con las drogas, incluso, se las vinculó con la prostitución.

“La policía durante mucho tiempo dijo que estas niñitas se habían fugado por estos problemas familiares y que se habían ido a Perú. Partieron delegaciones de policías chilenos a Tacna buscando a estas niñitas en prostíbulos y cabarets y no encontraron ninguna huella. Eso llevó a que este caso sea un descalabro investigativo judicial en nuestra historia”, manifestó a 24H el autor del libro ‘Reinas del desierto’, Ricardo Leiva.

Asimismo, el subsecretario del Interior de ese entonces, Jorge Burgos, aseguraba que “los antecedentes indicarían que, en algunos casos, no estaríamos en presencia de desapariciones forzadas”.

Sin embargo, los familiares de las víctimas sabían que esto no era así, lo que confirmó la captura de Pérez Silva en 2001, que fue el inicio de una dolorosa búsqueda de justicia.

En 2004, tras reconstrucciones de escena por parte de Pérez Silva a las autoridades, fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de 11 adolescentes y 3 mayores de edad.

Actualmente, purga condena en la cárcel de alta seguridad Colina I, a sus 58 años.

Estas mujeres fueron víctimas del “psicópata de Alto Hospicio”:

  • Viviana Garay, 16 años.
  • Katherine Arce, 16 años.
  • Patricia Palma, 17 años.
  • Macarena Montecino, 16 años.
  • Macarena Sánchez, 14 años.
  • Laura Sola, 15 años.
  • Gisela Melgarejo, 36 años.
  • Angélica Palape, 45 años.
  • Deysi Castro, 16 años.
  • Sara Gómez, 18 años.
  • Graciela Saravia, 18 años.
  • Órnela Linares, 15 años.
  • Angélica Lay, 24 años.
  • Ivonne Carrillo, 15 años.

VIDEO RECOMENDADO:

Rodrigo García, gerente Comercial y de Marketing de Mallplaza en Perú: "Esperamos que las ventas de este año sean similares a las de 2019"
Rodrigo García, gerente Comercial y de Marketing de Mallplaza en Perú: "Esperamos que las ventas de este año sean similares a las de 2019"