Protestan en Caracas por retrasos en entrega de ayuda humanitaria

En otros varios estados de Venezuela también se han registrado protestas por la crisis económica y la escasez de energía eléctrica, agua y medicamentos.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Caracas. Una veintena de manifestantes, que dijeron representar a miles de enfermos crónicos, protestaron este lunes a las puertas de la sede en Caracas de la Cruz Roja en Venezuela (CRV) para demandar celeridad en la entrega de las ayudas que reparte desde la pasada semana la institución.

Levantando carteles, y bajo la consigna "Dónde está la ayuda humanitaria que nos iban a entregar", los manifestantes se apostaron durante horas en la sede de la CRV hasta que varios voceros fueron atendidos.

"No les han llegado las medicinas", dijo decepcionada a periodistas Margot Monasterios, representante del Sindicato de Empleados del Hospital Universitario de Caracas, luego de reunirse con Hernán Bonini, uno de los responsables del organismo en Venezuela.

"Sin embargo, nos mencionó (Bonini) que el 8 de mayo llega un barco con otros equipamientos, pero que no se sabe exactamente qué es lo que va a llegar", añadió la también miembro de la Coalición Sindical Nacional (CSN).

La respuesta no satisfizo al pequeño grupo de manifestantes, cuyos integrantes continuaron exigiendo medicamentos para tratar la tensión, la diabetes o el lupus.

MÁS PROTESTAS

También en Caracas, un grupo de manifestantes se concentró en la concurrida avenida principal de Las Mercedes para rechazar el racionamiento de agua y llamar la atención de los ciudadanos sobre este problema a propósito del Día de la Tierra.

En varios sectores de algunos estados del país también se registraron protestas por los fallos de los servicios públicos y la severa crisis económica que mantiene una inflación acumulada de 429,3 % y que ha pulverizado el poder adquisitivo.

En estados como Zulia (noroeste), sumido en apagones desde hace meses, Lara (oeste), Bolívar (sur) y en Caracas se registraron protestas del sector salud, educación, pensionados y de habitantes de comunidades que exigían el restablecimiento del servicio de luz, agua o gas.

Mientras tanto, en Maracaibo, capital del estado Zulia, jubilados y pensionados se manifestaron frente a sedes bancarias exigiendo el pago de sus mensualidades.

Los manifestantes explicaron a periodistas que llevan una semana esperando poder ingresar al banco para cobrar sus pensiones, pues ante el racionamiento eléctrico que aplica el Gobierno en medio de la crisis eléctrica, las entidades financieras no han prestado servicio.

Según medios venezolanos, en Lara se registraron al menos cinco protestas de distintas comunidades ante la falta de gas.

En el sur del país, estado Bolívar, trabajadores de la Universidad Nacional Experimental Politécnica "Antonio José de Sucre" exigían un aumento salarial para "poder vivir dignamente".

Los empleados, que no especificaron cuánto perciben, aseguraron que el salario solo les alcanza para pagar el pasaje diario del transporte público.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa una severa crisis que se expresa en escasez generalizada e hiperinflación.

El régimen de Nicolás Maduro negó en principio la crisis que ahora acepta, pero achaca a una supuesta "guerra económica" contra su Administración.

Desde la semana pasada, la Cruz Roja Venezolana reparte en el país parte de la ayuda humanitaria que ingresó la Federación de Sociedades de la Cruz Roja y la Medialuna Roja, pero pacientes hipertensos y glicémicos aún esperan por fármacos.

Monasterios señaló que la Cruz Roja Venezolana le informó que solo dispone, por ahora, de material quirúrgico, bidones para colectar agua y pastillas potabilizadoras.

Estos dos últimos artículos se han repartido, al menos en Caracas, aunque los voceros del CSN denunciaron hoy malos manejos del material y solicitaron que las comunidades puedan participar en las entregas.

En ese sentido, Monasterios dijo que la Cruz Roja se está " organizando" para evitar que esta situación se repita y que lamenta "mucho" lo que ocurrió la semana pasada con los bidones, muchos de ellos ya en el mercado negro de reventas y a precios que triplican el salario mínimo de 18.000 bolívares mensuales (4,38 dólares).

En Venezuela, el salario mínimo, que es percibido por buena parte de la población, es de 18.000 bolívares mensuales (4,37 dólares según la tasa oficial de este lunes), y apenas alcanza para comprar un empaque con tres decenas de huevos.

Fuente: EFE

Tags Relacionados:

Venezuela

Ir a portada