Guaidó, acompañado de militares, llamó a "toda Venezuela a las calles" para derrocar a Maduro

Juan Guaidó dijo que "hoy Venezuela tiene la oportunidad de una rebelión pacífica en contra de un tirano que se encierra".

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

OPERACIÓN LIBERTAD EN VENEZUELA | "Iniciamos la fase final". El jefe del Parlamento en Venezuela , Juan Guaidó , llamó este martes a "toda Venezuela a las calles" a continuar mañana miércoles la que denomina la "Operación libertad", con la que espera que salga del poder el gobernante Nicolás Maduro , a quien no se refirió de forma directa.

Guaidó dijo en sus redes sociales que el Régimen de Nicolás Maduro ya no cuenta con el respaldo ni el respeto de las fuerzas armadas. "Hoy Venezuela tiene la oportunidad de una rebelión pacífica en contra de un tirano que se encierra", agregó en su llamado.

"Tenemos la oportunidad de ir al progreso en Venezuela, hoy Maduro no tiene el respaldo de la Fuerza Armada, es un día histórico para el país", añadió.

Guaidó pidió la madrugada de este martes a los venezolanos manifestarse para lograr el "cese de la usurpación" que, considera, hace Maduro de la Presidencia. 

ACOMPAÑADO DE MILITARES 

En ese mismo llamamiento, en el que apareció rodeado de una veintena de militares que dieron la espalda a Maduro y el dirigente opositor Leopoldo López, que burló el arresto domiciliario, exhortó a la Fuerza Armada a sumarse a su movimiento. 

Esta noche, ha dicho que reconocerá "el esfuerzo y sacrificio" de los militares que le ayuden a desalojar a Nicolás Maduro del poder, que ejerce desde 2013. 

"Podemos lograr el cambio en Venezuela, mi agradecimiento a la comunidad internacional por el respaldo determinado y el llamado a la Fuerza Armada a seguir avanzando en la Operación Libertad", insistió. 

Venezuela atraviesa un alto pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional, y Guaidó proclamó un Gobierno interino que cuenta con el respaldo de más de 50 países. 

En paralelo, la nación sufre la peor crisis económica de su historia, lo que genera cada día protestas para denunciar la severa escasez de alimentos y medicinas y la pésima prestación de los servicios públicos

Ir a portada