La Guaira [EFE]. Cerca de un centenar de simpatizantes del chavismo se han enfrentado a gritos con diputados opositores en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, mientras esperan el arribo del líder opositor que vuelve a tras una gira internacional de 23 días.

Con frases “como Guaidó, fascista proimperialista” o “fuera la derecha, la patria se respeta”, los simpatizantes del líder del chavismo Nicolás Maduro abarrotaron los espacios del aeropuerto y algunos empujaron fuera de la terminal a los legisladores opositores.

Algunos muestran carteles con mensajes como “Guaidó, maldito jalabola (adulador) de los gringos” o “Guaidó, marico”, una palabra que en Venezuela se usa para referirse de forma despectiva a los homosexuales.

“Estos señores no son pueblo, son unos esbirros que han puesto aquí para hacerle una emboscada a los diputados”, dijo a periodistas la diputada Nora Bracho. “El verdadero pueblo reclama un cambio para Venezuela”, añadió antes de aseverar que quienes rechazaron hoy a Guaidó eran “gente pagada por el oficialismo y por maduro”.

Guaidó regresa a Venezuela tras una gira internacional que lo llevó al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, y a Estados Unidos, donde asistió al discurso del Estado de la Unión del presidente Donald Trump, entre otros. (EFE).
Guaidó regresa a Venezuela tras una gira internacional que lo llevó al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, y a Estados Unidos, donde asistió al discurso del Estado de la Unión del presidente Donald Trump, entre otros. (EFE).

Los diputados, por su parte, confrontaron problemas para llegar a la terminal luego de que el autobús en el que se desplazaban fuera retenido por un cordón policial. Varios de los legisladores decidieron luego caminar un largo trecho para llegar hasta el aeropuerto y mostrar así su apoyo a Guaidó.

Hace más de un año, Guaidó proclamó antes miles de simpatizantes en Caracas un Gobierno interino que hoy reconocen más de 50 países, con Estados Unidos y la Unión Europea a la cabeza. Por esta acción la Fiscalía venezolana abrió una investigación en su contra, congeló sus cuentas y bienes y le prohibió salir del país.

Pero esta es la segunda vez que el líder opositor burla la medida de prohibición de salida del país. En la primera ocasión, cuando viajó a Cúcuta en febrero de 2019 para liderar el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela, no sufrió consecuencias y continuó con sus labores al frente del Parlamento.