Con el fin de contener la propagación del COVID-19, las autoridades cubanas implementaron desde el 14 de enero unas 50 medidas de prevención en La Habana y otras provincias. (Foto referencial:  AFP)
Con el fin de contener la propagación del COVID-19, las autoridades cubanas implementaron desde el 14 de enero unas 50 medidas de prevención en La Habana y otras provincias. (Foto referencial: AFP)

El proyecto de vacuna contra el Abdala se convirtió en el segundo de los cuatro fármacos que desarrolla en pasar a la fase dos de ensayos clínicos, anunció la televisión local.

MIRA: España: expertos producen una cama que demuestra científicamente una mejora de la salud

Unos “800 voluntarios sanos o con patologías compensadas, de 19 a 80 años”, participan en la segunda etapa de ensayos clínicos de Abdala que comenzó en Santiago de Cuba, señaló el telediario local, tras subrayar que durante la primera fase “reveló una respuesta imunológica positiva”.

Abdala, que lleva el nombre de un poema dramático del héroe cubano José Martí, es uno de los dos proyectos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana.

El otro es Mambisa (nombre de las mujeres cubanas durante la lucha por la independencia en el siglo XIX), todavía en fase I y el único de los cuatro que se administra con un spray nasal.

El Instituto Finlay de Vacunas (IFV) de La Habana trabaja en otros dos proyectos: Soberana 1, que comenzará este este mes su segunda fase de ensayos clínicos, y Soberana 2, el más avanzado de los cuatro y actualmente en fase II-B.

El director del IFV, Vicente Vérez, dijo el 22 de enero que Cuba tiene “la capacidad de fabricar 100 millones de dosis” de Soberana 2 para el 2021, y que el objetivo es lanzar la campaña de vacunación en el primer semestre de este año.

El país no ha adquirido dosis en el mercado internacional ni forma parte de los 33 países latinoamericanos que se han sumado al Mecanismo Covax, creado con el auspicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para favorecer un acceso equitativo a las vacunas para naciones de ingresos medios y bajos.

Restricciones

Con el fin de contener la propagación del COVID-19, las autoridades cubanas implementaron, desde el 14 de enero, unas 50 medidas de prevención en La Habana y otras provincias, que incluyen el cierre de escuelas, restaurantes, bares y playas, así como la suspensión del transporte público por las noches.

Todas las personas que ingresen al país a partir del 6 de febrero deberán aislarse en hoteles o centros de confinamiento luego de someterse a una prueba de PCR en el aeropuerto.

En la capital cubana, con 2,2 millones de habitantes, las restricciones incluyen un toque de queda nocturno, pero la escasez derivada de la crisis económica que atraviesa el país obliga a que durante el día la gente salga a la calle y haga largas colas para conseguir alimentos y productos básicos.

Las provincias orientales Guantánamo y Santiago de Cuba siguieron a La Habana al registrar la mayor cantidad de enfermos con 76 y 64, respectivamente.

Cuba registró el sábado 937 casos nuevos de COVID-19, la misma cifra que el martes y la tercera más alta desde el inicio de la pandemia, mientras 4 personas fallecieron por complicaciones de la enfermedad, informó este sábado el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Las autoridades sanitarias comunicaron que el país acumula hasta el momento 43.484 contagios y 291 decesos, y alertaron además sobre la muerte de 75 personas durante febrero, el número más elevado registrado en un mes.

Más de la mitad de los 937 casos notificados se detectaron en La Habana (527), convertida en el foco de la pandemia donde no se ven aún el resultado de las medidas aplicadas para frenar los contagios, según comentó en la televisión estatal el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán.

En hospitales cubanos permanecen internados 19.907 pacientes: 4.947 casos activos -28 en estado crítico y 31 graves-, 3.391 con síntomas sospechosos y el resto en vigilancia epidemiológica.

VIDEO RECOMENDADO:

Chile lidera el proceso de vacunación contra el COVID-19 en Latinoamérica
Chile lidera el proceso de vacunación contra el COVID-19 en Latinoamérica

TE PUEDE INTERESAR: