Los votantes emitieron sus votos para las elecciones de mitad de período en el Museo de Brooklyn el 8 de noviembre de 2022 en Nueva York. (Foto de Yuki IWAMURA / AFP)
Los votantes emitieron sus votos para las elecciones de mitad de período en el Museo de Brooklyn el 8 de noviembre de 2022 en Nueva York. (Foto de Yuki IWAMURA / AFP)

Además de diversos cargos a nivel estatal y municipal, los estadounidenses votaron diferentes propuestas electorales en los comicios de medio mandato celebrados este martes.

Medidas sujetas a referendo que, según el estado, respondían a una diversa gama temática que ha ido desde enmiendas constitucionales relacionadas con la esclavitud al papel de las tribus indígenas con las apuestas deportivas pasando por el endurecimiento de la normativa para portar armas de fuego.

Casi 160 años después de la abolición de la esclavitud en EE.UU., los votantes de cinco estados se han decantado en estas elecciones intermedias a favor de enmendar sus cartas magnas, que hasta ahora contemplaban el trabajo forzado para personas condenadas por determinados delitos.

Es el caso de Tennessee, Vermont, Louisiana, Alabama y Oregón, en los que, según las proyecciones de los medios estadounidenses, se ha refrendado por amplia mayoría estos cambios constitucionales.

Alabama, al sureste del país, ha votado a favor de que se sustituya todo lenguaje racista de su constitución y que, como también han elegido este martes en Tennessee (este de EE.UU.), se elimine la cláusula de excepción que ampara la servidumbre para ciertos convictos.

Por su parte, Vermont (noreste), el primer estado que prohibió la esclavitud -en 1777-, ha apostado por un cambio constitucional que incluirá un texto que afirme explícitamente que “la esclavitud y la servidumbre involuntaria están prohibidas para siempre en este Estado”.

La modificación propuesta por Oregón (noroeste) opta por aportar alternativas a los tribunales que no pasen por la esclavitud o el trabajo forzado de los reos.

“La esclavitud y la servidumbre involuntaria están prohibidas, (pero esto) no se aplica a la administración de justicia penal, que por lo demás es legal”, reza el cambio en la carta fundamental aprobado en Louisiana, al sur de EE.UU., y que sigue despertando cierto recelo por la ambigüedad de su redacción.

En cualquier caso, por el momento ninguna de las propuestas forzaría cambios inmediatos dentro de las cárceles de dichos estados, pero sí podría dar lugar a desafíos legales relacionados con la forma de utilizar el trabajo en las prisiones.

Estas medidas forman parte de un impulso nacional para enmendar la 13ª Enmienda de la Constitución de EE.UU., que prohíbe la esclavitud o la servidumbre involuntaria, excepto como forma de castigo penal, permitiendo así la explotación laboral de los delincuentes condenados.

APUESTAS DEPORTIVAS Y ARMAS DE FUEGO EN LA COSTA OESTE

En el estado más poblado del país, California (oeste), se votaron las propuestas 26 y 27 sobre apuestas deportivas en persona y en casinos dirigidos por tribus indígenas.

Ambas medidas, cuyas campañas fueron las que contaron con más inversión (500 millones de dólares), fracasaron estrepitosamente en las urnas y el “Estado Dorado” seguirá sin legalizar las apuestas en deportes ampliamente vinculados al juego como las carreras de caballos.

La Propuesta 26 habría permitido las apuestas deportivas en persona en casinos tribales repartidos por California con la condición de que un 10 % de la recaudación se hubiera destinado paradójicamente a financiar programas de tratamiento de la adicción al juego y a miembros de las propias tribus.

La también rechazada Propuesta 27 fue impulsada por las principales casas de apuestas deportivas para que California legalizara el juego a través de dispositivos móviles o tabletas.

Por otra parte, en otro estado de la costa oeste, Oregón, se ha votado, según los avances de los medios de EE.UU., a favor de endurecer las leyes de posesión de armas en la única medida electoral de todo el país que aborda la violencia armada.

La normativa de control de armas en Oregón, que según los críticos es la “más extrema” del país, ya obligaba a cualquier individuo a obtener permisos y completar una formación de seguridad para adquirir un arma de fuego.

Además, también exige a la Policía estatal la actualización de una base de datos sobre la propiedad de armas.

La Medida 114, como se denomina esta propuesta, servirá para prohibir desde ahora la utilización de los cargadores de munición con capacidad para más de diez cartuchos, utilizados en numerosos tiroteos masivos.

Fuente: EFE