Una mujer de Iowa, , le dijo a la policía que atropelló intencionalmente a una adolescente de 14 años porque pensó que era mexicana. Ahora ella se encuentra acusada de crimen de odio.

Nicole Franklin, quien también es conocido como Nicole Poole, fue acusada el domingo de agresión por violar los derechos individuales y una segunda ofensa por conducir intoxicada. Esto tras el intento de homicidio tras el ataque del 9 de diciembre a Natalia Miranda en Clive, un suburbio de Des Moines.

Miranda sufrió una conmoción cerebral y golpes fuertes, por lo que estuvo hospitalizada dos días. La policía de Clive dijo que Franklin, de 42 años, reconoció dirigir su camioneta todo terreno hacia la acera y atropellar a la adolescente, quien caminaba a la escuela. Luego de arrollarla, la conductora escapó del lugar.

La policía de West Des Moines señaló en documentos que Franklin entonces fue a una tienda en donde arrojó mercancía al dependiente y gritó insultos raciales contra él y los clientes. Ese incidente provocó nuevos cargos.

La mañana del domingo, Domingo García, el presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, pidió que se presentara un cargo de crimen de odio contra Franklin por el ataque a Miranda.

Joe Henry, presidente de la sucursal del grupo en Des Moines, hizo el mismo llamado de García y le dijo al periódico The Des Moines Register que sería un error si los fiscales no la acusaban de crimen de odio. “Daría luz verde a cualquier para hacer este tipo de cosa terrible”, dijo Henry.

El abogado del condado Polk, John Sarcone, dijo que el cargo de crimen de odio empeora otros cargos, como incendio provocado y agresión, pero no aplica para intento de homicidio. “Puede sonar bien, pero no ayuda nada”, dijo Sarcone. “Cuando sea apropiado aumentarlo, lo haremos”, finalizó.