Tormenta tropical Michael amenaza Florida y Golfo de México

La tormenta tropical Michael se formó súbitamente frente a la península de Yucatán. Se advierte que pasará a ser huracán la noche del lunes

Estados Unidos

La depresión tropical 14 que se movilizaba hacia Florida por el Golfo de México se ha convertido en tormenta tropical Michael, dijo hoy el Centro Nacional de Huracanes (Foto: EFE)

La depresión tropical 14 que se movilizaba hacia Florida por el Golfo de México se ha convertido en tormenta tropical Michael, dijo hoy el Centro Nacional de Huracanes (Foto: EFE)

Redacción Redacción

Orlando, Florida. El gobernador de Florida, Rick Scott, emitió un estado de emergencia para 26 condados a fin de que se puedan tomar medidas de precaución en sector noroccidental del estado ante la amenaza de la tormenta tropical Michael. Ello permitirá el desembolso de recursos y el uso de 500 miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos.

"Esta tormenta podría ser letal y sumamente peligrosa", dijo Scott el domingo tras recibir un informe en el Centro de Operaciones de Emergencia. Advirtió que la marea alta podría afectar a zonas costeras del estado incluso si no están directamente debajo del meteoro.

Michael se formó el domingo como tormenta tropical con vientos de hasta 85 kilómetros por hora (50 millas por hora) de forma súbita frente a la Península de Yucatán. Pero poco después cobró fuerza y sus vientos soplaban a 95 kph (60 mph) y podría convertirse enun huracán peligroso para la zona costera del Golfo de México, advirtieron meteorólogos.

Se anticipa que la tormenta pasará a ser huracán la noche del lunes o la mañana del martes a medida que sale por el Canal de Yucatán, pasa por el Golfo de México y se dirige hacia la parte continental de la Florida.

A las dos de la mañana del lunes, hora local, la tormenta estaba a 170 kilómetros (105 millas) al este-sudeste de Cozumel, México, y se trasladaba hacia el norte a 6 kph. Sus vientos se extendían por 275 kilómetros, particularmente hacia el noreste y sudeste.

Los expertos le sugirieron a los habitantes de las zonas costeras del Golfo de México estar atentos al avance de la tormenta.

En Tallahassee, Florida, abrieron el domingo dos lugares donde la gente podría llevarse sacos de arena para apilarlos en caso de inundaciones.

“Si bien es incierto el impacto que tendrá esta tormenta, la zona podría experimentar fuertes vientos y torrenciales aguaceros, lo que podría derribar árboles y causar inundaciones”, dijeron las autoridades de Tallahassee en un comunicado.

Fuente: AP

Leer comentarios ( )

Ir a portada