Donna Rotunno, la abogada del productor de cine Harvey Weinstein, acusado de violación, aseguró este viernes que ella no ha sido asaltada sexualmente porque siempre ha evitado ponerse en una situación vulnerable con un hombre.

“Nunca he bebido demasiado, nunca he ido a casa de alguien que no conociera, nunca jamás me he puesto en una situación vulnerable”, dijo Rottuno en una entrevista publicada por la página web del diario The New York Times.

Para Rotunno, que en su acalorada defensa de Weinstein ha acusado a alguna de las supuestas víctimas de intentar aprovecharse del magnate de Hollywood para prosperar en su carrera, una mujer debe siempre “intentar minimizar el riesgo”, aunque reconoció que, incluso tomando todas las precauciones, se puede sufrir un asalto sexual.

“Si tienes una cita con alguien, si sales a cenar y a tomar unas copas y sabes, de alguna manera, que estás quizá desarrollando una relación con esas personas y tomas la decisión de ir a su casa al final de la noche, (debes pensar) ¿Qué piensas que potencialmente puede ocurrir? Y si no estás preparada para lo que potencialmente puede ocurrir, creo que nos estamos engañando a nosotras mismas”, dijo la abogada.

La defensa del productor de cine señaló que las mujeres deben ser claras con sus intenciones. (AFP).
La defensa del productor de cine señaló que las mujeres deben ser claras con sus intenciones. (AFP).

Además, insistió en que si una mujer dice que salió con un hombre con el que flirteó o se besó con él y después dice que no tenía ni idea de que el hombre podía “hacer eso”, es “ingenua”.

“Las mujeres deben ser muy claras sobre sus intenciones, deben estar muy preparadas a las circunstancias en las que se ponen y, en ningún momento, las mujeres deben tomar los mismos riesgos que toman los hombres”, dijo Rotunno.

Consentimiento por escrito antes de una relación sexual

Asimismo, Rotunno subrayó que “los hombres deben ser también muy claros en sus intenciones” y apuntó que si ella fuera “un hombre en el mundo de hoy en día, antes de involucrarse en un comportamiento sexual con cualquier mujer, les pediría firmar un documento de consentimiento”.

Porque para ella, es “fácil” que después de que dos personas mantengan una relación sexual, “un día después, dos días después cinco días después o 27 años después, una de ellas dice ¿sabes que eso no fue lo que pasó?”.

Precisamente, este es uno de los argumentos que emplea la defensa de Weintein para intentar desmontar y desacreditar los testimonios de las seis mujeres que han comparecido ante el tribunal convocadas por la Fiscalía para intentar convencer al jurado de que Weinstein es culpable de los cinco delitos sexuales de los que se le acusa, dos de ellos por supuesta violación.