(Difusión)
(Difusión)

La brasileña perdió un total de 1,206 kilómetros cuadrados de selva entre agosto y noviembre de este año, según un estudio basado en datos oficiales.

La medición fue realizada por el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (). Según imágenes de satélites del Gobierno, la deforestación en el período analizado supera en un 129% a la registrada entre agosto y noviembre del 2011, cuando desaparecieron 527 kilómetros cuadrados de selvas.

Heron Martins, investigador responsable del trabajo, afirmó que una de las causas recurrentes del aumento de la tasa de deforestación es la actividad agropecuaria, pero indicó que, en algunas zonas, el desarrollo de grandes obras públicas contribuye a agravar la pérdida de cobertura vegetal. Martins citó como ejemplo a la construcción de cinco represas hidroeléctricas en diversas regiones de .

Otros problemas que permiten la pérdida de áreas verdes son la deficiencia en fiscalización de la actividad de madereras ilegales, que se han beneficiado con la construcción o asfaltado de carreteras, sobre todo en el estado amazónico de Pará.