(Reuters)
(Reuters)

El ministro de Desarrollo de , Dirk Niebel, sugirió hoy que los productos alimenticios elaborados con , pero que están etiquetados como carne de res, todavía se pueden comer y que deberían ser repartidos a los pobres porque "sería irresponsable tirar comida".

En una entrevista con el , el funcionario del Partido Democrático Liberal (FDP) subrayó que "a nivel mundial, más de 800 millones de personan sufren hambre".

"También en Alemania hay personas que no tienen suficiente dinero para comprar alimentos", agregó.

La ministra de Asuntos Sociales, Ursula von der Leyen, miembro en el mismo gabinete de la canciller , rechazó la posición de su colega Niebel.

"Cada quien debe saber que está comiendo, no importa si es rico o pobre", comentó la funcionaria democristiana, al rechazar la idea de una "alimentación de dos clases".

La Secretaria General del Partido Socialdemócrata de Alemania (FDP), Andrea Nahles, calificó la propuesta de "inhumana e indigna"; mientras que la diputada socialista Karin Binder calificó la idea de Niebel como "cínica y repudiable".