Policías aseguran la gasolinera en la que sucedió el asesinato. (Foto: AFP)
Policías aseguran la gasolinera en la que sucedió el asesinato. (Foto: AFP)

Gran conmoción causó en el asesinato de un joven de 20 años, empleado de una tienda de servicios, a manos de un cliente a quien no quería atender por no utilizar , requerida por la pandemia de . Esto ocurrió en la ciudad alemana de Idar-Oberstein.

El empleado había rechazado atender al presunto asesino, quien deseaba compra un paquete de cervezas, pues no utilizaba mascarilla, una medida sanitaria tomada debido a la pandemia de coronavirus.

El cliente salió enfadado, dejando las cervezas en el mostrado, sin embargo regresó tras más de una hora con la mascarilla, pero se la quitó para provocar una reacción en el joven cajero.

MIRA: Por despistado, un viajero provocó la cancelación de 130 vuelos en el aeropuerto de Múnich

Este le pidió nuevamente al cliente que se coloque la mascarilla, pero el cliente enojado sacó un arma de su bolsillo y le disparó, matándolo al instante, según precisó la policía alemana.

El presunto asesino se presentó al día siguiente en la comisaría local, declarando sentirse “acorralado” por las medidas sanitarias impuestas para la prevención de contagios de COVID-19, lo que consideraba como “una violación a sus derechos”.

En su departamento se hallaron varias armas y municiones, incluida el arma homicida con la que terminó la vida del joven cajero, quien también era estudiante.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Este hecho ha causado conmoción en el país europeo, provocando reacciones de algunos personajes políticos, como la del alcalde de Idar-Oberstein, Frank Frühauf, quien lamentó el “acto terrible”.

Katrin Göring-Eckardt, una dirigente ecologista, indicó a través de sus redes sociales que estaba “profundamente conmovida” por la muerte del joven, aseverando que es “el resultado cruel del odio”.

Residente de los alrededores colocaron velas y flores frente a la estación de servicio.

VIDEO RECOMENDADO:

Ejecutivo impulsará Proyecto de Ley para la cremación del cuerpo del genocida.