Inteligencia permitió que célula neonazi actuara con impunidad. (Reuters)
Inteligencia permitió que célula neonazi actuara con impunidad. (Reuters)

El jefe de los servicios secretos alemanes presentó su renuncia tras admitir que la agencia se deshizo de unos archivos sobre una célula neonazi autora de varios ataques mortales contra inmigrantes que ocurridos el año pasado en el país.

La dimisión de Heinz Fromm, que ocupaba el cargo desde el 2000, es el último de una serie de embarazosos reveses para servicios secretos por su pobre actuación frente al Movimiento Clandestino Nacional Socialista (MCNS), que consiguió pasar desapercibido durante una década a pesar de asesinar a ocho turcos, un griego y un agente policial entre el 2000 y 2007.

La canciller alemana pidió disculpas públicamente a las familias de las víctimas por la serie de negligencias y errores que permitieron que la célula del MCNS actuase con impunidad durante tanto tiempo.

En tanto, diputados alemanes dijeron que no se sugiere que Fromm ordenara la destrucción de los archivos, sino que está asumiendo la responsabilidad por los fallos de otros.