Miles de personas salieron hoy a las calles en la ciudad alemana de para protestar contra el odio y la violencia racista al cumplirse un nuevo aniversario del durante la Segunda Guerra Mundial.

Cerca de 8,000 manifestantes participaron en una marcha de repudio a otra anunciada por un grupo de ultraderecha que posteriormente fue cancelada.

Partidos políticos, sindicatos, iglesias e iniciativas ciudadanas habían convocado a la protesta. Paralelamente, unas 1,500 personas acudieron a un acto contra los neonazis en una plaza céntrica de esta ciudad del este alemán.

Dresde recuerda cada febrero la destrucción de la ciudad por las bombas aliadas en las postrimerías de la guerra en el año 1945. También los ultraderechistas aprovechan esta fecha para salir a las calles. El año pasado, las marchas acabaron en una batalla campal entre la policía, extremistas de derecha y de izquierda.