La pérdida de biodiversidad en los trópicos llegó al 60%. (Internet)
La pérdida de biodiversidad en los trópicos llegó al 60%. (Internet)

La población global estaría usando al menos el 50% de los recursos de los que la puede generar en forma sostenible, señala un informe del .

Nuestro planeta tarda cerca a un año y medio en reponer los recursos que la población global consume en 12 meses. La demanda a nivel mundial se duplicó desde 1966.

Los datos se encuentran en el informe Planeta vivo 2012, donde se detalla que la mundial se redujo en un 30% en promedio desde 1970 a 2008, y el impacto mayor se ha sufrido en los trópicos, en los que la pérdida de diversidad natural llegó a un 60%.

La WWF busca hacer un llamado urgente a la búsqueda de soluciones en la conferencia , encuentro internacional que se realizará en junio en la ciudad brasileña, dos décadas después de la de 1992.

"Rio+20 es una oportunidad para que el mundo despierte de una vez a la necesidad de un desarrollo sostenible. Necesitamos incrementar el sentido de urgencia. No se trata solo de algo que afectará nuestras vidas, sino también del legado que dejaremos a las generaciones futuras", señaló David Nussbaum, presidente de WWF en el Reino Unido.

Además, la organización midió el estado de la Tierra utilizando dos herramientas: el índice planeta vivo, que considera la salud de los ecosistemas, y la huella ecológica, que mide la demanda y uso de recursos en relación a su capacidad de regeneración.

Los 10 países con mayor huella ecológica del mundo son Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Dinamarca, , Bélgica, , Canadá, Holanda e Irlanda.

El documento también apunta a que las economías emergentes de los países denominados BRICS (Brasil, Rusia, India, Indonesia, China y Sudáfrica), y las naciones de ingreso medio, aumentaron su huella ecológica, por ende, su costo al medio ambiente se triplicará.

Asimismo, el informe recomienda varias medidas, como la reducción drástica del uso de combustibles fósiles y su sustitución por energías renovables, el uso más eficiente del agua y la compra y producción de productos fabricados en forma sostenible.