Jeffrey Phillips lleva varios días conectado a un en un hospital de (), luchando por su vida después de ser mordido por una de las serpientes más venenosas del mundo.

Según el diario 'El Nuevo Herald', la especie que lo atacó fue una serpiente de coral, reptil que tiene un veneno muy potente, capaz de bloquear el sistema nervioso y generar hemorragias internas en gran parte del cuerpo.

A pesar de que el hombre recibió el antídoto contra el veneno dos días después del ataque, él se encuentra en el área de Cuidados Intensivos pues presenta daños neurológicos y podría perder la vista.

En ese sentido, su amiga Judy Kell anunció una campaña de recolección de dinero para solventar los gastos de hospitalización y medicamentos. Por ello, a través del portal web , la mujer confía que todos sus amigos y personas de caridad apoyarán la noble causa.

La víctima podría dejar en la orfandad a su esposa Angela Patrick con sus seis niños. Asimismo, él tenía planes de matrimonio para este año.

Hasta el momento, se ha recaudado $15,000 de una meta de $250,000. Si estás interesado en ayudar a este hombre, puedes hacer clic .