El Cairo [AP]. Una corte de decidió sentenciar el domingo a tres adolescentes que mataron a puñaladas a joven que defendía a una amiga víctima de acoso sexual. Ellos pasarán 15 años en prisión, mientras que un cuarto implicado recibió una pena de cinco años.

La muerte de El-Banna conmovió a Egipto, en donde hubo una enorme indignación por el acoso a las mujeres. Los sondeos indican que la gran mayoría de las mujeres se sienten inseguras en las calles.

Mientras en las redes sociales, hubo llamados para que los jóvenes, todos menores de 18 años fueran ejecutados. El tribunal les impuso la sentencia máxima que establecen las leyes egipcias para lo menores de edad acusados de .

La sesión del domingo se llevó a cabo en medio de un estrecho operativo de seguridad en la ciudad de Shibin el-Kom, ubicada a 75 kilómetros (45 millas) al norte de la capital, El Cairo.

Durante una sesión previa realizada en octubre, la policía arrestó a por lo menos una veintena de manifestantes a las afueras de la corte. El gobierno de Egipto prohibió desde 2013 todas las manifestaciones públicas.

El ministerio del Interior de Egipto indicó en su momento que todos los detenidos eran miembros del grupo prohibido Hermandad Musulmana, e incitaban disturbios. La fiscalía ordenó que todos permanecieran detenidos mientras se investigaban las acusaciones.

El acoso sexual, que va desde los piropos hasta los toqueteos, es una práctica descontrolada en Egipto. En 2014 se enmendó el código penal del país debido a la presión de grupos de mujeres para incluir una definición general del acoso sexual y sanciones más estrictas. Sin embargo, la mayoría de las mujeres se rehúsan a presentar denuncias por miedo a ser estigmatizadas.