Momentos de terror. Un adolescente fue rescatado de un alcantarillado de desagüe en (), donde pasó 12 horas atrapado en la oscuridad.

"Le rezaba a Dios para no morir", contó al canal NBC el adolescente identificado como Jesse Hernández. 

El incidente ocurrió el pasado domingo. Hernández saltó una cerca con unos amigos para jugar en una infraestructura abandonada, cuando un tablón se rompió y el joven cayó en el sistema de aguas residuales que conduce al río Los Ángeles.

Un transeúnte que estaba cerca reportó el incidente a las autoridades. El muchacho, que está en buen estado de salud, relató que quedó a oscuras cuando perdió su celular.

"Quiero agradecerles por ayudarme y por buscarme por todas esas horas", dijo el joven, rescatado en la madrugada del lunes a 1,6 km del lugar del incidente.

Los rescatistas usaron cámaras flotantes para explorar este inmenso sistema de aguas negras con tuberías de 121 cm de diámetro y unos 60 cm de profundidad.

"En una de las cámaras vimos unas marcas de manos en la propia tubería, dentro, parecía que estaba tratando de salir", dijo Adel Hagekhalil, jefe adjunto del departamento de Saneamiento.