(AFP)
(AFP)

Adly Mansur, hasta ahora el máximo magistrado de la Corte Suprema Constitucional, juró hoy como presidente interino de Egipto, informó la agencia oficial Middle East.

Mansur asumió el cargo ante los magistrados del Tribunal Constitucional, después de que el Ejército y depusiera al islamista , mandatario elegido hace un año en elecciones democráticas.

Mansur fue magistrado de la Suprema por solo tres días y ahora dirigirá un gobierno de transición en sin presencia de partidos políticos.

Este periodo durará hasta la celebración de nuevas elecciones para el parlamento y la presidencia, que todavía no tienen fecha definida. El gabinete, cuya composición todavía no se conoce, será el encargado realizar los comicios y reformar la Constitución.

En sus primeras declaraciones como presidente, Mansur elogió a la juventud que participó en las manifestaciones multitudinarias que dieron pie al derrocamiento de Mursi.

"Lo más glorioso sobre el 30 de junio es que unió a todos sin distingo", dijo el mandatario. "Ofrezco mis felicitaciones al pueblo revolucionario de Egipto", agregó.

REACCIONES AL GOLPEEl secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidieron a los militares que devuelvan cuanto antes el poder a un gobierno civil.

La Unión Europea pidió a los militares que respeten los derechos de Mursi, y se mostró en contra de una intervención militar en la política. España y Alemania también apremiaron a las autoridades del país a regresar al marco constitucional.

Por otro lado, autoridades de Siria, Jordania, Qatar y Palestina mandaron sus mensajes de felicitación la pueblo egipcio. Israel optó por el mutismo.

Así, Turquía fue el único país que condenó abiertamente el golpe de Estado y recordó que el depuesto presidente fue elegido democráticamente.