Se calcula que 6.5 millones de sirios fueron desplazados de sus hogares. (AFP)
Se calcula que 6.5 millones de sirios fueron desplazados de sus hogares. (AFP)

Mientras los diplomáticos estudiaban las perspectivas de llevar a la mesa de negociaciones a los bandos enfrentados en , las dijeron que el 40% de todos los sirios necesitan ayuda humanitaria.

La guerra civil en ese país ha dejado 9.3 millones de sirios necesitados de ayuda de la ONU y otras organizaciones humanitarias, incluso 6.5 millones de personas que han sido desplazadas de sus hogares, dijo Jens Laerke, un vocero de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios en Ginebra.

"Es un desastre que no cesa", agregó.

Simultáneamente el enviado sirio a la ONU, Lajdar Brahimi, se reunió con altos funcionarios rusos y estadounidenses para ver si se podrá convocar a una reunión este mes en Ginebra a funcionarios del Gobierno sirio del presidente y una delegación unida de la oposición.

Brahimi también planeaba reunirse con representantes de Gran Bretaña, Francia, China y cuatro países vecinos de Siria afectados por el conflicto, ahora en su tercer año. La ONU dice que han muerto más de 100,000 personas.

Los diplomáticos tratan de reanudar las negociaciones que crearon un plan para la transición política siria adoptada el año pasado en Ginebra por varias potencias, incluso los cinco miembros del Consejo de Seguridad: Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña y Francia.

El plan comienza con el establecimiento de un organismo de Gobierno transitorio con plenos poderes ejecutivos y concluye con elecciones, pero no ha habido acuerdo acerca de cómo llevarlo a la práctica. Uno de los obstáculos es el papel de Assad en el futuro.

El ministro de Información sirio dijo que la delegación del Gobierno no está dispuesta a negociar la cesión del poder o la formación de un Gobierno de transición. Miembros de la oposición apoyada por Occidente insisten en que Assad debe ser marginado para que pueda haber negociaciones.

En una entrevista con la televisión siria, Omran al-Zoubi comentó que las conversaciones en Ginebra son parte de un proceso político "y no una entrega del poder ni la formación de un organismo gobernante de transición".

El conflicto comenzó en forma de una oposición popular mayormente pacífica contra el régimen de Assad en marzo del 2011 y gradualmente se fue convirtiendo en un conflicto armado, después que algunos partidarios de la oposición tomaron las armas.