(Reuters)
(Reuters)

Al menos 71 personas murieron y 350 más resultaron heridas en atentados cometidos en durante las últimas horas, incluida la explosión de una bomba cerca de un consulado francés y otra en la sede de la compañía petrolera pública iraquí.

La mayoría de los ataques se produjeron poco antes de , reconocido culpable de haber encargado dos asesinatos. Hashemi niega la acusación y denuncia un juicio político.

En Nasiriya, a 300 kilómetros al sur de Bagdad, una bomba colocada en un coche estacionado cerca del consulado de Francia estalló hacia las 1:00 a.m. (6 a.m. GMT), según una fuente diplomática francesa.

El cónsul honorario no se encontraba en el lugar. Según la página web del municipio, una persona murió y otra resultó herida.

En la misma ciudad, un atentado con coche bomba frente a un hotel causó dos muertos y otros tantos heridos, informó el director del hospital municipal y una fuente de los servicios de seguridad.

El atentado más mortífero se produjo el domingo por la mañana en un mercado, cerca del mausoleo del imán chiita Alí al Sharki, en el sur del país, donde estallaron dos coches bomba.

El primero hizo explosión en el mercado cuando estaba abarrotado de gente y el segundo cuando llegaron los equipos de auxilio. Catorce personas murieron y 60 fueron heridas, según el médico Alí al Alaa, de los servicios sanitarios de la provincia de Mesena.