(AFP)
(AFP)

Al menos 70 personas han muerto y más de 230 resultado heridas en una ola de atentados con coche bomba perpetrados en distintas provincias de .

En la ciudad de Mosul, se registraron 29 muertos y 80 heridos en cinco atentados con coche bomba contra el Ejército y la Policía, tras lo cual se decretó un toque de queda.

Asimismo, otras 13 personas fallecieron luego que tres vehículos estallaran en los alrededores de un mercado de frutas y verduras, ubicado en la cuidad de Judaida al Chat. En otro mercado, en Taji, otra explosión dejó siete muertos.

Por la tarde, en Madaine, un atentado suicida con coche bomba causó cuatro muertos. En Bagdad, un doble atentado en el barrio chiita de Sadr City dejó como saldo un muerto y ocho heridos.

Esta nueva ola de atentados registra el incremento de la violencia que sufre el país desde hace varias semanas, lo que hace temer que se repita un conflicto religioso como el de los años 2006-2007.