(Clarín.com)
(Clarín.com)

Las mejores condiciones climáticas registradas hoy en diferentes distritos de la provincia argentina de Buenos Aires permitieron el descenso de ríos y arroyos desbordados por las lluvias caídas, que ocasionaron 680 evacuados.

El Ministerio de Desarrollo Social bonaerense estimó que, si no vuelven a registrarse precipitaciones, las personas damnificadas que fueron alojadas en albergues temporarios regresarán en pocos días a sus hogares, muchos de los cuales quedaron bajo el agua.

"Las condiciones climáticas han cambiado, el agua escurre y la situación va mejorando paulatinamente", dijo el ministro Martín Ferré, en declaraciones a la prensa.

Las zonas más afectadas por las inundaciones son los distritos de Mar del Plata, Necochea, Azul, San Cayetano, La Matanza, Olavarría, Pilar y Tandil.

La Dirección provincial de Seguridad Vial dispuso un ordenamiento de tránsito de vehículos para evitar accidentes en las carreteras anegadas.