Tampoco acceden a educación de calidad o una nutrición y protección adecuadas. (EFE)
Tampoco acceden a educación de calidad o una nutrición y protección adecuadas. (EFE)

un total de 535 millones niños y niñas –casi uno de cada cuatro– viven en países afectados por conflictos o desastres, a menudo sin acceso a ningún tipo de atención médica, educación de calidad o una nutrición y protección adecuadas, reveló en el marco de su 70° aniversario.

La institución, cuya labor está enfocada especialmente con los niños, niñas y adolescentes que son discriminados por razones de etnia, religión, idioma o posición social, se creó con el objetivo de brindar ayuda a los niños y niñas que fueron afectados por la Segunda Guerra Mundial y que quedaron en situación de riesgo y abandono.

Entre sus logros destacan la creación de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, tras pasar a ser un organismo permanente de las Naciones Unidas. Asimismo, en 1989, la Asamblea de la ONU aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño, la cual entra en vigencia en 1990, convirtiéndose en el tratado de derechos humanos más aceptado y ratificado en la historia.

Al cumplir 70 años de existencia, Unicef continúa trabajando en la promoción de sociedades más justas con los niños, niñas y adolescentes. Su labor en más de 190 países y territorios promueve estrategias para la generación de políticas públicas que transformen este compromiso en acciones prácticas que contribuyan al cumplimiento de estos derechos.

"Unicef se creó para traer ayuda y esperanza a los niños cuyas vidas y futuros están en peligro debido a los conflictos y a la pobreza, y esta nueva y enorme cifra – que representa las vidas y esperanzas de más de 500 millones niños – nos recuerda de manera concluyente que nuestra misión es más urgente cada día", dijo el director ejecutivo la institución, Anthony Lake.

TAGS RELACIONADOS