El Ministerio de Seguridad de Argentina informó que hay más de 500 detenidos por los saqueos a tiendas y centros comerciales registrados en todo el país, que hasta el momento y un policía gravemente herido.

Las situaciones más graves se vivieron en Rosario y en la zona norte del conurbano bonaerense. También se registraron actos vandálicos en Cipolletti, Viedma, Comodoro Rivadavia, Trelew, Posadas y Córdoba, refiere el diario La Nación.

El gobernador de Buenos Aires, , evitó señalar quién estaría detrás de los desmanes, a diferencia del Gobierno, que e indicó que su objetivo sería "frenar la paz social, el gran momento que vive la Argentina".

"Hay 471 detenidos (en Buenos Aires) a disposición de la Justicia. Hubo desmanes, robos a mano armada. Es nuestra responsabilidad, la mía como gobernador, proteger a los ciudadanos, a los trabajadores, a la clase media, a los humildes", manifestó Scioli en diálogo con radio Mitre.

Sostuvo que las autoridades tendrán que identificar y sancionar a los responsables.