(Reuters)
(Reuters)

Una serie de ataques con coches bomba dejó 56 muertos y alrededor de 200 heridos en , informó la televisión Al Arabiya, a un día del décimo aniversario de la invasión estadounidense para derrocar el régimen de .

La Policía había hablado antes de 21 víctimas mortales.

Ante la situación de inseguridad, el Gobierno decidió postergar las elecciones provinciales previstas para el 20 de abril en un período máximo de seis meses, informó la televisión iraquí.

Siete explosivos detonaron en barrios habitados por chiitas en el centro, este y noroeste de la capital Bagdad, entre ellos Al Adhamiya y Al Kadhemiya.

También en las provincias de Diyala y Babil explotaron varios coches bomba uno detrás de otros. En Babil un atacante suicida se voló por los aires en su automóvil en un puesto de control de la policía y otro explosivo detonó cerca de un restaurante.