El grupo terrorista, Estado Islámico, perpetró un doble atentado suicida en un mercado de la ciudad de Bagdad, en Iraq, que dejó, al menos, 27 muertos y 53 heridos, según informó un alto funcionario del ministerio del Interior y una fuente de un hospital.

El ataque se realizó en un mercado mayorista de Al Sinek, en el centro de la ciudad, en donde se venden ropa repuestos de autos.

De acuerdo a las autoridades, los dos terroristas se hicieron estallar de forma simultánea cuando el mercado se encontraba en la hora más alta de asistencia. Medios de prensa indicaron que entre los escombros de las instalaciones, se veían manchas de sangre.

Un vendedor de mercado, identificado como Ibrahim Mohammed Ali, declaró que muchas de las víctimas eran trabajadores en tiendas que venden piezas de recambio. "Estaban reunidos alrededor de un puesto para desayunar cuando las explosiones tuvieron lugar", manifestó.

El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque a través de su agencia de propaganda Amaq. El grupo extremista de la comunidad sunita suele perpetrar ataques en Iraq con ataques suicidas y atentados con bomba, especialmente contra la comunidad chiita, a la que considera "hereje".

Estos ataques tiñeron de luto la fiesta de Año Nuevo en Bagdad, donde los habitantes tienen la costumbre festejarlo en la calle, a pesar de la tensa situación a nivel de la seguridad.