'PRIMAVERA ÁRABELa 'primavera árabe' sacudió el norte de África y el Oriente Medio, derrocando a dictadores en una ola de protestas callejeras convocadas a través de las redes sociales. Al menos cuatro líderes árabes han caído.

El primero fue el presidente de Túnez, Zine El Abdine Ben Alí, enviado al exilio seis semanas después que explotara la rebelión. La revolución más rápida fue en Egipto. En apenas 18 días, masivas protestas en la Plaza Tahir en El Cairo Forzaron la renuncia del presidente Hosni Mubarak, que gobernó casi 30 años.La más sangrienta fue la lanzada contra Muamar Gadafi, que tras 42 años en el poder, fue derrocado por una sublevación popular con la ayuda de una ofensiva aérea de la OTAN que terminó con la muerte del sátrapa.

La revuelta más lenta fue la de Yemen, de febrero hasta noviembre, cuando el presidente Alí Abdulah Saleh aceptó abandonar el puesto. Aun arden las manifestaciones contra el presidente sirio Bashar al Asad, que han cobrado más de 5 mil vidas.

'INDIGNADOS'El 15 de mayo, la Puerta del Sol en Madrid vio nacer el Movimiento 15-M o de los indignados, que promueve la democracia participativa en España y expresa su malestar contra el gobierno y el sistema financiero. Las protestas se replicaron en otras ciudades.

El 15-M inspiró a Occupy Wall Street, que nació el 17 de setiembre con la ocupación del Zuccotti Park de Manhattan, en Nueva York, EEUU, para protestar contra la avaricia corporativa y la desigualdad social.

Las ocupaciones se multiplicaron en otras ciudades estadounidenses. Los estudiantes de Chile e Inglaterra también salieron a las calles. Los más persistentes fueron los sudamericanos, que exigen la gratuidad y estatización de la enseñanza.