(Reuters)
(Reuters)

Más de 200 mil personas tomaron hoy las calles en al menos 11 capitales provinciales de para manifestarse contra los gastos del Gobierno en la organización de la , el Mundial de 2014, el costo de los pasajes de transporte público y la violencia de la represión policial.

Las tres ciudades más pobladas y de mayor poder económico del país —Sao Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte— reunieron unas 65,000, 40,000 y 20,000 personas, respectivamente.

En Sao Paulo, epicentro de las protestas contra el aumento de la tarifa del transporte, la quinta marcha se realizó en forma pacífica después de que el principal grupo convocante, el Movimiento Pase Libre, llegara a un acuerdo con las autoridades, quienes se comprometieron a no usar balas de goma , cuando decenas de personas resultaron heridas.

A las consignas vinculadas directamente con las reivindicaciones de la marcha, se sumaron, precisamente, cánticos que aludían a la violencia policial perpetrada durante la marcha del jueves pasado.

"¡Qué coincidencia! No hay Policía, no hay violencia!", vociferaba la multitud.

En tanto, en Río de Janeiro, la marcha se mantuvo pacífica durante cerca de cuatro horas hasta que los brasileños avanzaron hacia la sede de la Asamblea Legislativa, donde algunos arrojaron cócteles molotov y otros explosivos hacia el interior del edificio y contra los efectivos policiales, e incendiaron un vehículo.

También hubo momentos de tensión cuando un grupo de punks incendió una bandera del país y fue recriminado por los propios manifestantes.

Según la TV Globo, al menos cinco efectivos y cuatro ciudadanos resultaron heridos.

"No es por los centavos (de aumento). Esto es una demanda reprimida, reflejo de la falta de perspectiva de los jóvenes. El transporte también es pésimo. Andamos en chasis de camión travestido de autobús", dijo un participante de la marcha, de 56 años.

En Brasilia también se registraron violentos tumultos, cuando los manifestantes rompieron un cordón policial que rodeaba el Congreso Nacional y penetraron el área externa del edificio.

Foto: Reuters

FIFA SE PRONUNCIAEl presidente de la FIFA, , consideró que las protestas que vienen sacudiendo a Brasil en contra se acaban en cuanto "la pelota comienza a rodar".

"El fútbol es más fuerte que la insatisfacción de estas personas", dijo el presidente del ente rector, en entrevista que divulga hoy la Agencia Estado.

Blatter señaló que ya conversó sobre el asunto con la presidenta brasileña, , y al ministro del Deporte, Aldo Rebelo, y les dijo que la FIFA "tiene total confianza" en ellos.